EL ARTE DE SEDUCIR ROBERT GREENE PDF

This will happen to women as well. And yes, it does work. I personally have used many of the techniques in this book and had plenty of success. When I am at my best is when I have to watch my back the most from the extremely envious looks and snares by other guys who are jealous.

Author:Akinodal Dakus
Country:Turkmenistan
Language:English (Spanish)
Genre:Relationship
Published (Last):4 April 2016
Pages:197
PDF File Size:8.11 Mb
ePub File Size:4.41 Mb
ISBN:380-2-68346-213-6
Downloads:4192
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Samushicage



Ella necesita atencin pero el hombre estaba frecuentemente distrado y no responde a esto. El Rake es una figura de fantasa femenina, cuando el desea una mujer, no piensa mucho, el ira al final de la tierra por ella, el podr ser desleal, deshonesto y desamoroso, pero esto solo agrega a su atractivo.

Fuera de lo normal, hombre cauto, el Rake es encantador, desenfrenado, ella es una esclava para su amor de mujer. Hay una agragada atraccin a su reputacin, o sea muchas mujeres han sucumbido a l, tiene que haber una razn, palabras son las debilidades de una mujer, y el rake es un seductor en el lenguaje.

Los agitados represivos deseos de una mujer se adaptan a la mezcla de peligro y placer del Rake. La corte necesitaba un reemplazo y para esto llego un joven guapo de 25 aos llamado Fronsac, tenia mucho jale con las mujeres. Cuando estaba rodeado de mujeres se le iba las manos, cuando supo el rey de esto furioso lo envi a la Basilica para que aprendiera su leccin, pero a las mujeres les encantaba el muchacho y lo extraaban mucho, entonces la corte de mujeres apelo y asi su castigo no duro mucho tiempo.

Muchos aos despus, la joven doncella de Valois estuvo caminando por el parque con su dama de compania, una mujer muy decente, en eso alguien le da una mirada intensa y limpia. Su dama le dijo a la doncella su nombre era el no famoso Duque de Richelieu, blasfemio, seductor, rompe corazones a quien se le deba evitar a toda costa.

Das despus en otro parque, se vuelven a cruzar, esta vez el padre de la muchacha estaba contento ya que supo que alguien se le aproximaba a su hija, cosa que nadie lo hacia, con el pasar del tiempo, el empieza a escribir notas, poemas hacindole saber su deseo incontrolable por ella, ella responde tmidamente, pero pronto ella vive solo para recibir las notas de el.

El Rake endemoniado En los primeros anos de miembros de la alta sociedad Romana empezaron a hablar del periodista que llego a escena. Un hombre pago a el una atencin, el no tenia dinero y pocas conexiones, viniendo de una clase media, para ellos el era horrible, pequeo y con ojos oscuros. Los hombres pensaban que sus esposas e hijas estaban a salvo y seguras. No, no era los hombres que hablaban de el sino sus esposas. En seduccin frecuentemente hay un dilema para seducir, tu necesitas planear y calcular pero si tu victima sospecha ella estar a la defensiva.

Pero si estas en control, tu inspiraras miedo en vez de deseo. El Rake resuelve este dilema con arte. Por supuesto el debe calcular y planear, el tiene que encontrar un camino alrededor de su esposo celoso o cualquiera que sea el obstaculo.

Es un trabajo muy emocionante, pero por naturaleza el rake tiene la ventaja de un incontrolable libido. Cuando el esta detrs de una mujer, el realmente esta enceguecido con deseo, la victima siente esto y es inflamada aun en contra de ella misma.

COmo ella podra imaginar que el la va abandonar cuando el ardientemente vence todos los obstculos para llegar a ella? Aun de que ella esta alerta de su pasado e inmoralidad, nada importa ya que ella siente sus debilidades.

El no puede controlarse, el prcticamente es un esclavo de tosas las mujeres, as como no inspira miedo. El rake nos ensea una simple leccin, el intenso deseo tiene un poder distractivo sobre una mujer como una fsica presencia de una sirena a un hombre. Una mujer esta frecuentemente a la defensiva y puede notar que no hay serenidad ni calculacion. Pero si ella se siente consimida por sus atenciones y confa que tu hars lo quesea por ella, ella confiara y encontrara un camino para olvidar tus indiscreciones.

Esto es perfecto para un seductor, la llave esta en no mostrar miedo, debilidad. Su padre saba que tipo de hombre era Casanova, y para prevenir cualquier desgracia antes de que l pudiera desposarla, la envi a un convento en la isla de Murano en Venecia en donde estara por cuatro aos.

Casanova, sin embargo, no era alguien a quien intimidar. Le deslizaba cartas a Caterina. Empez a asistir a misa en el convento varias veces a la semana, captando su mirada. Las monjas empezaron a comentar entre ellas sobre quien era este apuesto joven que asista a menudo. Una maana, Casanova retirndose de la misa, estaba a punto de abordar una gndola, cuando una joven sirvienta del convento pasaba y lanzo una carta a sus pies.

Pensando que sera de Caterina, la levant. Efectivamente era una carta, pero no era de Caterina; su autora era una monja del convento quien haba notado sus constantes visitas al convento y quera conocer su motivacin. Estaba interesado? De ser as deba acercarse al recibidor del convento a una hora determinada, cuando la monja estuviera recibiendo a una amiga del exterior, quien era una condesa.

Casanova estaba mas intrigado por la carta: tena un estilo decoroso, pero al mismo tiempo algo de travieso- especialmente procedente de una monja.

El da y la hora citadas, el se estuvo de pie al costado del recibidor del convento y vio una mujer elegantemente vestida conversando con una monja sentada detrs de una reja. Escuch que mencionaron el nombre de la monja, y qued atnito: era Matilde M. Pero lo que ms lo asombr fue que detrs de ese habito pudo observar la belleza de una joven mujer, particularmente en sus ojos azules brillantes. Por otro lado ella necesitaba le hiciera un favor, y pretendi que l le servira de seuelo.

Su curiosidad obtuvo lo mejor de l. Das despus l volvi al convento y pregunt por ella. Mientras la esperaba su corazn lata a mil por hora- no saba que esperar. Finalmente apareci, se sent tras la reja. Estaban solos en la habitacin, y ella dijo que podra arreglar una cena para ellos en una pequea villa por ah cerca.

Casanova esta encantado, pero se preguntaba con que clase de monja estaba tratando. Y - tienes algn pretendiente? Tengo un amigo quien es adems mi maestro, respondi. Es a l a quien debo mi riqueza. Ella pregunt si l tena algn amor. S, respondi.

Entonces ella dijo entono misterioso, Te advierto que si permites que yo tome su lugar en tu corazn, ningn poder en la tierra me arrancar de l. Luego ella le dio la llave de la villa y le dijo que se encontraran ah dentro de dos noches. El la beso a travs de la reja y se fue aturdido. Pas los dos das siguientes en absoluta impaciencia, escribi, lo que no me permite dormir o comer. Sobre linaje, belleza e inteligencia, mi nueva conquista posee un encanto adicional: es el fruto prohibido.

Estaba a punto de convertirme en un rival de la Iglesia. Lleg a la villa a la hora acordada. Matilde estaba esperndolo. Para su sorpresa, el se puso un vestido elegante, y de alguna forma evit que le afeitaran la cabellera, estaba con un magnifico peinado. Casanova empez a besarla. Ella se resisti pero de manera suave, lo empuj y le dijo que una cena estaba lista para ambos. Durante la cena aclar ciertas dudas: su dinero le haba permitido sobornar a ciertas personas para poder escapar del convento tan seguido.

Ella mencion a Casanova a su maestro y amigo, y l aprob su relacin. Debe ser viejo? No, respondi, un destello en sus ojos, esta en sus cuarenta, y es algo atractivo. Despus de la cena una campana son- su seal para apresurarse en volver al convento, o la atraparan.

Se cambi su habito y se fue. Una hermosa visin atrap a Casanova, de pasar meses en la villa con su preciosa criatura, todo con la cortesa del misterioso maestro que pagaba por todo. Pronto volvi al convento para acordar la prxima cita. Se encontraran en una plaza en Venecia para luego ir a la villa. En la cita a la hora y lugar, Casanova vio a un hombre que se le acercaba.

Temiendo que sea el misterioso amigo, u otro tipo enviado a matarlo, retrocedi. El hombre lo rode y luego se le acerc, era Matilde, usando una mascara y vestida de hombre. Ella se ri del susto que le haba causado. Que monja tan diablica. Casanova empez a sospechar que no todo era como pareca. Por primera vez, l encontr una coleccin de novelas libertinas y panfletos en la casa de Matilde. Luego ella hizo comentarios blasfemantes, por ejemplo sobre el placer que tendran juntos durante la Cuaresma, mortificando su herida.

Ahora se refera a su misterioso amigo como su amante. Un plan envolvi su mente para alejarla de este hombre y del convento, escapando con ella y poseyndola el mismo. Pocos das despus l recibi una carta de ella, en la que le confesaba: que durante uno de sus ms apasionantes encuentros en la villa, su amante se haba escondido en el closet, observando todo a detalle.

El amante, ella le dijo, es el embajador francs, y Casanova quedo impresionado. Casanova no era del tipo del que se pueda burlar de esa manera, apenas empezaba el da siguiente y el ya estaba de vuelta en el convento, sumisamente arreglando otra cita. Esta vez ella llego a la hora que acordaron, l la abraz-dndose cuenta que estaba abrazando a Caterina, vestida con la ropa de Matilde. Matilde hizo amistad con Caterina conociendo su historia.

Aparentemente sintiendo lastima por ella, consigui que Caterina pudiera salir del convento en la tarde, y as encontrarse con Casanova. Solo unos meses antes Casanova esta enamorado de esta joven, pero se haba olvidado de ella. Comparada a Matilde, Caterina era una simple aburrida. No poda conciliar su decepcin. Mora por ver a Matilde. Casanova estaba molesto por la jugada que haba hecho Matilde. Pero pocos das despus la volvi a ver, y todo estaba perdonado.

Como ella lo dijo la primera vez que se encontraron, su poder sobre l era completo. En todas sus memorias la historia de Matilde es la nica seduccin en la que agradablemente se cambian los papeles: l es seducido, la vctima encantada. Lo que hizo de Casanova el esclavo de Matilde fue la misma tctica que l ha usado con innumerables muchachas: el irresistible seuelo de ser guiado por otra persona, la emocin de ser sorprendido, el poder del misterio. Cada vez que dejaba a Matilde su cabeza se llenaba de preguntas.

UC3845N PDF

El arte de la seducción (PDF) - Robert Greene

De hecho, al ayudarnos a posicionarnos como un seductor, estos perfiles nos ayudan a trabajar en nuestras fortalezas. Este perfil es exigente porque tienes que concentrarte casi exclusivamente en el otro para descubrir lo que le falta. Es un poco como Patrick Jane, el mentalista. Su despliegue natural de debilidad desarma a sus interlocutores y lo hace comprensivo. Nos gusta ser guiados, especialmente por aquellos que prometen aventura y fortuna.

CABALGAR EL TIGRE PDF

EL ARTE DE LA SEDUCCION

.

BOWFLEX TC5000 MANUAL PDF

El arte de la seducción – Robert Greene PDF

.

BAS RUTTEN BIG BOOK COMBAT PDF

El arte de la seducción, Robert Greene

.

Related Articles